La importancia de contar con un asesoramiento jurídico de calidad

La complejidad de las leyes y la cambiante normativa en todos los órdenes del derecho hacen que el asesoramiento jurídico sea cada vez más necesario. Para muchas situaciones de la vida no solo es recomendable sino que es necesario tener un abogado, incluso en aquellos casos en que no sea obligatorio tenerlo. María Cantalapiedra abogado responde a sus necesidades con la máxima protección de sus intereses.

Los abogados siempre pueden advertir a su cliente de las posibles consecuencias negativas, en términos legales, que puede acarrear un negocio, un contrato, alguna actuación en el ámbito de familia o llevar a cabo alguna conducta que incluso puede constituir un delito tipificado por el Código Penal. Ellos son los más capacitados para asesorar a alguien en temas legales.

Además, es una forma de resolver conflictos de manera neutral adoptando el abogado el rol central. Si quiere negociar, con independencia del ámbito, los abogados tienen diferentes tácticas y destrezas de negociación, además de grandes dotes de comunicación, lo que es muy importante para captar la atención de otros, lograr convencer y llegar a un buen acuerdo. Estar acompañado de un buen abogado genera confianza y seriedad respecto de las otras personas.

No solo se debe acudir a un profesional de la abogacía cuando ya se ha presentado un problema, sino que muchas veces es fundamental estar bien asesorado antes de emprender cualquier negocio, alquiler, contrato, etc. La labor de un abogado cumple también una función de prevención, aportando un valor añadido y necesario para evitar futuros problemas.

María Cantalapiedra, abogado de León cuenta con formación sólida y multidisciplinar como Abogada y Economista y gran experiencia en el asesoramiento legal y económico, orientado tanto a particulares como Empresas.

Hoy en día todos nos podemos ver afectados por productos bancarios fraudulentos y cláusulas contractuales abusivas. Elementos contractuales que se aplican por parte de las entidades financieras de manera impuesta sin proceso de negociación individual u opción al mismo y que, lógicamente, perjudica los intereses del usuario. Estas prácticas bancarias se hallan muy extendidas sobre todo en préstamos hipotecarios. Por eso es bueno contar con un buen profesional del derecho, que reconozcan y detecte las cláusulas abusivas.

Otros problemas jurídicos con los que frecuentemente se enfrentan los ciudadanos y que  constituyen el día a día de los despachos de abogados son los problemas familiares y personales: cartas de reclamaciones y cancelaciones, temas relacionados con el patrimonio y las herencias, cuestiones relacionadas con las crisis matrimoniales y las parejas de hecho, custodia de hijos y temas laborales de relaciones con la empresa donde trabajan.

Deja un comentario